Venta de Contenedores y el uso adecuado de los contenedores para desperdicios médicos

venta de contenedores
Las imágenes son meramente ilustrativas, y no siempre formarán parte de nuestro catálogo de productos.

Compartir

Venta de Contenedores y el uso adecuado de los contenedores para desperdicios médicos

Categoría: Blog, Venta de contenedores Comentarios: 0

En Zuma, uno de nuestros principales objetivos con la venta de contenedores de basura es el de ser el principal proveedor de México gracias a nuestra calidad de servicio, así como de los exclusivos contenedores que manejamos. Hoy les compartiremos información acerca de la importancia de analizar los métodos utilizados para guardar, separar y desechar los residuos biomédicos, porque de ello depende minimizar el riesgo de propagación de infecciones y de contaminación del medio ambiente.

Sabemos que cada campo laboral maneja sus estándares de limpieza, la mayoría de ellos no son complicados y en cuanto al desecho de basura se pueden apoyar de personal de limpieza con el mínimo de protección, así como herramientas básicas para el desecho, como guantes, bolsas plásticas y un contenedor sencillo. Las actividades de atención sanitaria protegen, restauran la salud y salvan vidas, pero

¿Qué ocurre con los desechos y subproductos que generan?

Existen pasos muy específicos cuando hablamos del campo médico, es decir, centros de atención médica, odontológica o veterinaria, centros radiológicos, laboratorios clínicos, humanos o animales; así como centros de enseñanza, universitarios, de experimentación e investigación en el área de la salud humana y animal.

De todos los residuos generados por esas actividades, aproximadamente un 85% son desechos comunes no peligrosos, semejantes a la basura doméstica. El 15% restante se considera material peligroso que puede ser infeccioso, tóxico o radioactivo.

En el ramo de la salud, se requiere el extremo cuidado en la valoración de los factores de riesgo biológicos, dentro de los cuales se encuentran los residuos peligrosos, especialmente los desechos biomédicos, tienen un papel fundamental en la minimización de factores de riesgo. Los desechos biomédicos son residuos que constituyen una categoría específica, debido a las características físicas que pueden causar aumento de la mortalidad o contribuir significativamente a ella.

El tema de los desechos médicos es de sumo cuidado, debido a que existe un riesgo potencial en la salud humana y el medio ambiente, cuando este tipo especial de residuos no es manejado debidamente. De su correcto traslado, almacenamiento y eliminación dependerá la salud de quienes la manejan, la transportan y hasta quienes viven a los alrededores de la clínica u hospital.

Los desechos y subproductos pueden ser de muy diversa índole, les compartimos la lista a continuación:

  • Desechos infecciosos: Se trata de desechos contaminados con sangre u otros fluidos corporales, cultivos o cepa de agentes infecciosos procedentes de actividades de laboratorio. Pueden ser desde desechos relacionados con autopsias, hasta animales de laboratorio infectados, así como el equipo conexo, hisopos, vendajes e instrumental médico desechable.
  • Desechos anatomopatológicos: Se refiere a los tejidos, órganos, humanos o cadáveres de animales.
  • Objetos punzocortantes: Desde las agujas, bisturíes y cuchillas desechables.
  • Productos químicos: Son disolventes que se requieren para preparados de laboratorio, hasta metales pesados que se contienen en las herramientas médicas, como el mercurio de los termómetros.
  • Productos farmacéuticos: Se refiere a los medicamentos que han llegado a su fecha de caducidad y que no se han utilizado.
  • Desechos genotóxicos: Se trata de desechos para tratar el cáncer, como los medicamentos
  • Desechos radioactivos: Son residuos que contienen elementos químicos radioactivos que no tienen un propósito práctico. Se puede generar en las aplicaciones médicas como la radioterapia o la medicina nuclear.
  • Desechos sanitarios: Proceden básicamente de hospitales, laboratorios y centros de investigación, así como centros donde se practican autopsias y se prestan servicios mortuorios o son laboratorios de investigación.

Ahora es más sencillo darnos una idea del porqué los diferentes centros de salud utilizan diferentes colores o contenedores para manejar, guardar y transportar, los recipientes que se manejan en los establecimiento.

Son los residuos peligrosos punzocortantes y los residuos peligrosos líquidos se introducen en recipientes porque necesitan de más cuidado que los otros residuos que se introducen en las bolsas. Los contenedores de estos residuos deberán ser rígidos, de polipropileno color rojo, con un contenido de metales pesados de no más de una parte por millón y libres de cloro, que permitan verificar el volumen ocupado en el mismo, resistentes a las fracturas o perdidas de contenido al caerse, destructibles por métodos físicos, así como contar con separador de agujas.

Deberán contar con una leyenda que indique “Residuos peligrosos punzocortantes Biológico-Infecciosos”, marcados con el símbolo universal de riesgo biológico. Los contenedores deben ser desinfectados y lavados después de cada ciclo de recolección.

  • Bolsa Roja

Deberán ser de polietileno rojo traslúcido, con calibre mínimo 200, impermeables y con un contenido de metales pesados de no más de una parte por millón y libres de cloro. El contenido será exclusivo para sangres, cultivos y cepas, así como materiales de cualquier enfermedad infecciosa.

  • Bolsa Amarilla

Deberán ser de polietileno color amarillo traslúcido de calibre mínimo 300, impermeables. El contenido de los metales pesados no deberá ser mayor a una parte por millón y libres de cloro. El contenido es exclusivo para residuos patológicos.

Se deberán tomar en cuenta diferentes factores para evitar inconvenientes en el manejo de los desechos, como aplicar constantemente las normas de bioseguridad establecidas para los desechos de laboratorio, tomar siempre en cuenta las condiciones de riesgo específicas para los diferentes residuos; además de estar actualizados constantemente con la información del manejo adecuado para los desechos.

Es necesario que cada institución reglamente sobre el manejo de los residuos propios, con el fin de identificar y clasificar los productos infecciosos por categorías y características específicas, además de establecer políticas de clasificación, control y flujo de los desechos.

Los residuos de laboratorio se clasifican en diversas categorías en función de su naturaleza, peligrosidad y destino final.

Les invitamos a visitar nuestro catálogo de productos donde encontrarán diversos tipos, estilos, colores y capacidades de contenedores, como el contenedor para desperdicios médicos Brute, de 246 litros de capacidad. Para identificar la mejor opción, solo será necesario encuadrar cada residuo que generan y para ellos, se pueden apoyar en la información que les hemos compartido anteriormente.

En Zuma, con la venta de contenedores, fomentamos la cultura de la limpieza, para tener espacios libres de basura y contaminantes, ya sean públicos, privados y residencias.


Acaba de agregar este producto al carrito:

Equipo de Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794

Los Cabos
Gabriel Arias
664 440 6396
Fuera de Horario
442 104 9013