¿Por qué son importantes los contenedores para pilas?

Compartir

¿Por qué son importantes los contenedores para pilas?

Son pequeños dispositivos que usamos a diario en muchos aparatos: el control de la televisión, los juguetes de nuestros hijos, el teclado inalámbrico, incluso hay maquinaria industrial que las usa para reemplazar a los motores de combustión interna. Estamos hablando de las pilas, que contienen elementos altamente contaminantes, como mercurio, zinc, cromo, arsénico, plomo o cadmio, y que es común desecharlas como basura común sin saber que deben depositarse en contenedores para pilas para su posterior tratamiento.

Las pilas usadas comienzan a degradarse al cabo de 50 años de su desecho, pero, de acuerdo con estudios, siguen siendo tóxicas por hasta mil años, ya que se oxidan por la descomposición de los elementos que contienen, junto con la materia orgánica que las rodea cuando son llevadas a vertederos, liberando sus componentes al medio ambiente.

Cuando se usan contenedores para pilas evitamos que los metales pesados que almacenan sean liberados a las aguas o al piso, y que se separen las partes metálicas para recuperarlas y reutilizarlas a través de un procedimiento en el que se usa menos energía y químicos para fabricar nuevas materias primas.

Algunos contenedores para pilas que te pueden interesar


Para recuperar el mercurio de las pilas de botón se realiza un proceso de calentamiento y condensación de los gases mercúricos, mientras que el hierro, níquel y cadmio se recuperan por destilación. En cada procedimiento se puede recuperar hasta el 75% de zinc, manganeso y otros metales.

Una sola pila de botón (el modelo más pequeño y con apariencia delicada) puede contaminar hasta 600.000 litros de agua, mientras que una pila alcalina (la más común) puede contaminar 175.000 litros de agua. Los metales pesados de estos dispositivos tienen una cualidad de bioacumulación, por lo que provocan graves daños a la salud de los animales y personas que los consumen, siendo la intoxicación por mercurio el más conocido.

Un contenedor para pilas es ideal para prevenir que las pilas terminen en vertederos y, con el tiempo, que sus componentes contaminen el suelo o agua. A nivel doméstico, se recomienda almacenar las pilas usadas en botellas de plástico vacías y posteriormente llevarlas al contenedor municipal, donde se almacenan hasta ser llevadas a centros de tratamiento y recuperación de metales.

Algunos contenedores para pilas que te pueden interesar


Para más higiene y prevención de contaminación, el uso de un contenedor para pilas y baterías es lo más recomendado, ya que estos productos son fabricados bajo los más altos estándares de calidad, con alta resistencia ante las posibles fugas de líquidos que son altamente tóxicos y corrosivos.

En Zuma Contenedores somos proveedores de las mejores marcas de contenedores como ESTRA, con botes de basura ideales para crear estaciones de reciclaje; o bien, como GLASDON, que cuenta con botes especiales para pilas usadas, perfectas para complementar una estación de reciclaje en programas municipales, locales, de empresas privadas u organizaciones no gubernamentales.

Navega por nuestra tienda en línea y encuentra el contenedor que te ayudará a cuidar al medio ambiente. Todos nuestros productos cuentan con garantía contra defectos de fabricación, entregas a domicilio en todo el país y los mejores precios para mayoristas.


Teléfonos

Teléfonos

Horario de atención:

Lun - Vie 9 AM - 6 PM | Sab 10 AM - 2 PM

Estado de México

Monterrey

Acaba de agregar este producto al carrito::

Sitios MPZ - ZUMA

Visítanos también en

Zuma Cajas, Tarimas y Gavetas de Plástico
zuma-cajas-de-plastico-lateral-01
Zuma Linea Antiderrames
zuma-linea-antiderrames-lateral-01
Zuma Señales de Trafico
zuma-senalizaciones-lateral-01
MPZ Electrodomésticos
mpz-electrodomesticos-lateral-01