¿Por qué los contenedores de plástico son los más usados en la actualidad?

contenedores de plastico

Compartir blog

¿Por qué los contenedores de plástico son los más usados en la actualidad?

Categoria: Blog Comentarios: 0

Sin lugar a dudas, todos conocemos el tema del desecho de basura y del manejo de residuos, ya que día a día todas las personas generamos una cantidad considerable de desperdicios y de basura, ya sea al interior de nuestras casas o como parte de las labores cotidianas del trabajo; en América Latina se estima que al día se generan 63 kilogramos de residuos sólidos domiciliarios (RSD), mientras que los residuos sólidos municipales (RSM), que son el resultado de los RSD más los residuos provenientes de actividades comerciales, más la limpieza de calles, avenidas, parques y jardines, asciende a los 93 kilogramos por día.

Con base en esos datos se calcula que una familia de cuatro miembros (el promedio en LATAM) genera alrededor de 70 toneladas de residuos, el equivalente a un millón de latas de aluminio; las cifras se incrementan de forma dramática al tomar en cuenta los desechos industriales o los provenientes de sectores como los hospitales, los centros comerciales o los mercados, por lo que el manejo de desechos debe ser una prioridad.

Los contenedores de plástico son los sistemas de manejo de desechos más utilizados en la actualidad, en todo tipo de industrias e incluso en los hogares, donde se requiere de piezas básicas para almacenar la basura generada durante el día o las actividades realizadas; especialmente en las industrias y establecimientos comerciales se requiere de las piezas especiales para contener una gran cantidad de desechos y posteriormente eliminarlos de la forma más higiénica y amigable con el medio ambiente.

Al utilizar el plástico en la fabricación de contenedores es posible manipular los materiales de desecho, ya que es un material higiénico y seguro, que no guarda olores desagradables y se limpia muy fácilmente, usando solo agua y jabón; este tipo de contenedores se pueden colocar en cualquier lugar, ya que suelen ser pequeños y fáciles de transportar, pero en el caso de los contenedores más grandes es conveniente elegir aquellos que tienen ruedas para transportarlos con mayor facilidad y practicidad, sin tener que ensuciarse las manos o la ropa al cargarlos.

En los sitios muy concurridos, contar con un contenedor de plástico es una excelente opción, ya que suele generarse una gran cantidad de desechos y además se pueden encontrar en una gran variedad de tamaños, formas y capacidades, siendo recomendable elegir el contenedor con base en el tipo de negocio o de espacio a cubrir y en la cantidad de visitantes que se reciben a diario; el tipo de personas que acude diariamente también es un factor de gran importancia, por ejemplo los niños suelen tirar una gran cantidad de productos, especialmente residuos con alimentos y bebidas, los cuales pueden ocasionar un verdadero desastre cuando caen fuera del contenedor (lo cual es muy común), por lo que se recomienda contar con un contenedor de acuerdo a su tamaño; la forma del contenedor también es importante, volviendo al ejemplo de los niños, ya que suelen tirar la basura justo en el lugar donde la generan, aunque tengan muy cerca el bote. Una forma atractiva y un contenedor ubicado en un lugar estratégico, puede hacer la diferencia en el buen uso de las personas que concurren a un lugar.

Si bien podemos encontrar contenedores fabricados con plástico más duro o con metal, los contenedores de plástico son los más utilizados en la actualidad, especialmente porque brindan esa característica de flexibilidad y ligereza, que los hace fáciles de transportar, por lo que pueden cambiarse de lugar y ser ubicados en los lugares estratégicos, que son donde las personas suelen tirar sus residuos. Las entradas de establecimientos, los baños, las áreas de servicio, los comedores, los patios de juego, los parques o las entradas de las casas son los lugares más frecuentes donde se colocan estos contenedores.

Incluso los encargados de limpia de las municipalidades suelen utilizar un contenedor plástico con ruedas, para retirar los residuos de los basureros, evitando que se saturen y desparramen los materiales desechados, ya que es la forma más fácil de cumplir con sus labores diarias.
En comparación, los contenedores de metal suelen colocarse de forma fija como parte de los sistemas municipales de limpia, por lo que no pueden moverse ni trasladarse; si bien estos son útiles e incluso cuentan con una especie de cenicero en la parte superior para que las personas que fuman en las calles puedan tirar su ceniza y apagar sus cigarros antes de desecharlos (que es lo más recomendable para prevenir los incendios y evitar la contaminación con colillas de cigarros en las calles), suelen ser poco prácticos, ya que a muchas personas les da flojera caminar hasta el contenedor y tirar su basura. Además suelen ser un foco de infección y de riesgos para las personas encargadas de limpieza de las calles, ya que muchas veces deben retirar los residuos con las manos, corriendo el riesgo de contagiarse de alguna enfermedad infecciosa (como el resfriado, ocasionado por los pañuelos infectados y desechados en la basura) o de cortarse con algún material filoso, como las tapas de las latas.

Por esta razón se recomienda que los establecimientos, parques privados, escuelas, hospitales, industrias, entre otros, utilicen un contenedor plástico en cada zona estratégica, con la opción de cambiarla de lugar con base en las necesidades detectadas. Además se recomienda el uso de una bolsa plástica, que si bien es contaminante, puede facilitar la tarea del desecho de residuos y prevenir los posibles riesgos, además es una opción más higiénica y segura; hoy en día podemos encontrar bolsas fabricadas con materiales biodegradables, que generan un menor impacto medioambiental al contaminar menos y degradarse en un menor tiempo que el que le toma a las bolsas de plástico más comunes.

Las industrias pueden encontrar contenedores de plástico fabricadas especialmente para el trabajo duro, los cuales se fabrican con materiales especiales para recibir los desechos de productos y sustancias potencialmente peligrosas, los cuales pueden necesitar una manipulación especial, como las baterías de autos, las pilas comunes, los focos ahorradores (que contienen mercurio, un material altamente contaminante) o los termómetros.

El caso de los hospitales, consultorios, laboratorios de análisis clínicos y clínicas de salud en general también debe ser tomado en cuenta, ya que en estos lugares día con día se maneja una gran cantidad de residuos peligrosos, que van desde los desechos biológicos que surgen en la práctica médica como materiales con sangre, orina, pus u otros fluidos corporales, así como tejidos, muestras biológicas para análisis, recipientes desechables y materiales de curación, navajas, lancetas, agujas de jeringas desechables y medicamentos que de no ser desechados correctamente pueden ser muy dañinos y contaminantes.

El sector salud cuenta con los más estrictos estándares de calidad y con normas para el manejo de los desechos, ya que en los hospitales y clínicas es necesario implementar programas para eliminar los residuos de forma eficiente y segura para la población. En este sector existen agentes infecciosos, que pueden producir enfermedades, por lo que deben ser desechados de forma especial para que no se mezclen con la basura común, por lo que suelen almacenarse de forma temporal en contenedores con tapa, los cuales deben permanecer cerrados todo el tiempo.

Los profesionales de la salud suelen utilizar un tipo de contenedor de ocho hasta veintitrés galones de capacidad, los cuales cuentan con un pedal y tapa, con el fin de que los encargados de la limpieza manipulen lo menos posible las bolsas donde se almacenan los desechos, además estos contenedores deben ser marcados para identificarse, de este modo el tratamiento de residuos es de baja contaminación y riesgo.

Por su parte, las industrias como las de alimentos y bebidas, suelen utilizar contenedores móviles, de plástico, de entre 240 y 300 litros de capacidad, que son los más utilizados para transportar residuos, especialmente de materiales semisólidos, y que suelen contar con llaves para manejar mejor los residuos peligrosos.

Sea cual sea la aplicación de un contenedor de plástico, se recomienda que se laven diariamente con agua, jabón y con cloro o algún otro producto desinfectante, con el fin de mantener al máximo sus condiciones de higiene y seguridad, del mismo modo se recomienda que en los lugares públicos se creen rutas para trasladar los desechos de forma rápida, segura y sin riesgos para las personas, llevándolos a un área de almacenamiento temporal hasta que el camión encargado del sistema de limpia se las lleve.

Separar y clasificar los desechos también es una excelente sugerencia, no sólo para las actividades de reciclaje, sino para evitar que los materiales contaminantes se mezclen con los orgánicos y se creen desastres ambientales.

En ZUMA, distribuidores de contenedores de basura, contamos con una gran variedad de contenedores de plástico para cubrir con las necesidades de las diferentes industrias; somos líderes en el mercado de distribución de productos destinados al manejo de desechos, trabajando con las mejores marcas y cubrimos diferentes tipos de sectores, por lo que contamos con contenedores con ruedas, botes o estaciones para llevar a cabo los programas de reciclaje de escuelas o comercios, contenedores de volteo, ceniceros y muchos productos más.

Visita nuestra página web y conoce todos los productos que tenemos para ti.


Equipo Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794
Jose Sosa
442 876 3547

Los Cabos, BC
Gabriel Arias
664 440 6396

Edo Mex
Oscar Ortega
553 470 7689

Fuera de Horario
442 104 9013
You've just added this product to the cart: