El problema de la basura en las calles

botes de basura ecológicos

Compartir blog

El problema de la basura en las calles

Categoria: Blog Comentarios: 0

En México se producen miles de toneladas de basura al día, de las casi 85 mil toneladas de basura, sólo el 77% es recogida de manera oportuna por los servicios de recolección, mientras que sólo el 50% de los desperdicios es reciclado de manera correcta. Sin embargo, alrededor de 57 mil toneladas de basura son arrojadas en tiraderos, ríos, calles, lotes baldíos, presas y caminos. Toda esta cantidad de desperdicios genera un sinfín de enfermedades en los habitantes de las distintas ciudades del país.

Cuando la basura permanece durante mucho tiempo expuesta al aire libre, puede provocar diversas enfermedades en la piel, los ojos y las vías respiratorias. En invierno, es muy común que las personas que habitan cerca de tiraderos clandestinos sufran de enfermedades respiratorias muy severas a causa de las miles y miles de toxinas peligrosas que son arrojadas al medio ambiente. La población mundial se encuentra en crecimiento; sin embargo, la venta de contenedores de basura no ha incrementado en muchos años.

Esta situación, según especialistas, se debe, principalmente, a la falta de cultura cívica que tienen los mexicanos para hacerse responsables de sus desperdicios. Cientos de habitantes de distintas colonias de la Ciudad de México utilizan las calles como sus tiraderos de basura, sin tomar en cuenta las consecuencias que puede acarrear su falta de cultura. Las enfermedades gastrointestinales se adquieren a través de la contaminación de los alimentos que se preparan en la calle o cerca de depósitos de basura, causando serias enfermedades como la Salmonelosis o la Fiebre de Malta.

Por otra parte, la basura que se tira en la calle, es una fuente de alimento para los roedores, animales que tiene muchas bacterias que pueden ocasionar la muerte de los más pequeños del hogar; asimismo, la basura es fuente de alimento para las cucarachas y otros insectos. Además, los líquidos derramados durante el proceso de descomposición de la basura pueden generar enfermedades muy graves. Es por este motivo, que resulta de vital importancia que las personas comiencen a fomentarse una cultura cívica con respecto a sus desperdicios.

Estas medidas evitarían que las enfermedades ataquen a cientos de personas vulnerables. Es muy importante que las personas tomen consciencia de que los desperdicios no son sólo eso, desperdicios, sino que son elementos que causan infecciones y enfermedades que pueden provocar la muerte. Es por ello, que las personas deben comenzar a tomar medidas higiénicas para evitar la acumulación de desperdicios en las calles.

Aunque no toda esta situación es culpa de la ciudadanía. En las calles de la Ciudad de México y en muchas otras ciudades del país, los lugares públicos no cuentan con botes de basura suficientes para satisfacer la demanda de desperdicios que genera el consumo desmedido que hemos experimentado durante los últimos años. Esta situación contribuye a que la basura termine en la calle, pues por excusas como la flojera o porque no tenían lugar para guardarla, es más sencillo tirarla al suelo.

Tirar la basura en la calle no sólo afecta a la salud de los seres humanos, sino que también afecta al medio ambiente en el que vivimos, afecta al planeta Tierra. El exceso de basura que hoy en día se produce, hace que muchos gases tóxicos se concentren en la atmósfera, generando contaminación en los ecosistemas naturales como los ríos,  las selvas y muchos lugares más que son fundamentales para conservar el equilibrio ecológico del planeta.

Por suerte para nosotros, los científicos han afirmado que la manera más sencilla para evitar que la contaminación ambiental continúe en ascenso, es reducir el consumo de productos desechables que sólo generan desperdicios y, la más sencilla de todas, utilizar un contenedor de basura adecuado. Separar la basura de acuerdo a sus características permite a las personas encargadas del reciclaje aprovechar al máximo los productos, evitando que miles y miles de sustancias contaminen el planeta.

Seguro te estás preguntando en dónde puedes conseguir un bote de basura adecuado para poder separar tus desperdicios. Zuma es una empresa que se dedica a la fabricación y venta de contenedores de basura que permiten separar de forma correcta, todos y cada uno de los desperdicios que se producen en el hogar o el negocio. Zuma es una compañía 100% comprometida con el medio ambiente, de tal manera que cuenta con los productos necesarios para fomentar la cultura del reciclaje a partir de la separación de nuestros desperdicios.

Zuma está completamente convencida de que a través de la venta de contenedores para basura, es posible reducir los efectos devastadores de la contaminación. Separar los residuos le brinda una importante oportunidad a la humanidad de reciclar, reduciendo el impacto de nuestra huella ambiental. Además, gracias a la calidad con que están fabricados los productos que ofrece Zuma, los clientes han quedado completamente satisfechos, pues saben que el dinero invertido no es, para nada, un desperdicio.

Conoce el amplio catálogo de productos que Zuma tiene para ti, en él encontraras diversos contenedores para basura que te ayudarán  a mantener un espacio agradable y ordenado a la vista de todos. Esta empresa cuenta con distintos botes que satisfacen las necesidades industriales, comerciales, hogareñas y urbanas. Esta última, muy importante, pues los especialistas de Zuma están ampliamente convencidos de que si se instala una mayor cantidad de botes de basura en las vías públicas, se reduciría hasta en un 50% este problema que tanto ha afectado a los seres humanos y al planeta Tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Equipo Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794
Jose Sosa
442 876 3547

Los Cabos, BC
Gabriel Arias
664 440 6396

Edo Mex
Oscar Ortega
553 470 7689

Fuera de Horario
442 104 9013
You've just added this product to the cart: