¿Cuándo se debe usar un contenedor para residuos peligrosos?

venta de contenedores
Las imágenes son meramente ilustrativas, y no siempre formarán parte de nuestro catálogo de productos.

Compartir

¿Cuándo se debe usar un contenedor para residuos peligrosos?

Categoría: Contenedor de basura, Contenedores de basura, Venta de contenedores Comentarios: 0

La venta de contenedores para residuos peligrosos se encuentra regulada desde el año 1995 por lo dictado en el Diario Oficial de la Federación. Los contenedores diseñados para el manejo de residuos peligrosos biológico-infecciosos tienen como finalidad proteger al personal del sector salud de los riesgos derivados del manejo de los mismos, así como a la población general y al medio ambiente que pudiera entrar en contacto con residuos peligrosos al interior y exterior de las instituciones de servicios de salud.

Con el paso de los años y gracias a los adelantos en conocimiento científico, tal norma fue modificada partiendo de los criterios establecidos para la clasificación de residuos peligrosos biológico-infecciosos, quedando asentados en la conocida NOM-087-ECOL-SSA1-2002. Según lo establecido en esta norma, algunos de los desechos que anteriormente eran considerados peligrosos dejaron de catalogarse como tales, y pueden manejarse al igual que cualquier desecho común, pero es de gran importancia que todo el personal que se involucre en el manejo de desechos del sector médico conozca estos cambios e implemente las modificaciones necesarias para proteger su salud y reducir los riesgos generales derivados del contacto con los mismos.

La NOM-087-ECOL-SSA1-2002 parte de definir dos conceptos de suma importancia para el manejo de RPBI: las excretas humanas y los RPBI. En primer lugar, son consideradas excretas todas aquellas secreciones producidas por el ser humano y son las mismas en cualquier lugar, como orina, flujo menstrual y excremento. Por otro lado, establece que para que un residuo pueda ser considerado como peligroso debe contener agentes biológico-infecciosos, es decir, organismos con la capacidad de producir enfermedades. Para que esto sea posible los microorganismos tienen que encontrarse en una concentración suficiente, un ambiente propicio y tener una vía de entrada, así como estar en contacto con alguien que sea susceptible de los daños que pueda causar. Es por esto que desechos generados por personas que no sean sospechosas de padecer alguna enfermedad infecto-contagiosa no son considerados como residuos peligrosos biológico-infecciosos y pueden recibir un manejo normal, mientras que los otros se deben disponer en contenedores de basura especiales para ellos.

En el catálogo de ZUMA encontrarán un contenedor de basura para residuos peligrosos. Para conocer sus características visiten nuestra tienda en línea, o contáctenos, con gusto los atenderemos.


Acaba de agregar este producto al carrito:

Equipo de Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794

Los Cabos
Gabriel Arias
664 440 6396
Fuera de Horario
442 104 9013