Contenedores de plástico para desechos del baño, ¿Si, o no?

contenedores de plastico
Las imágenes son meramente ilustrativas, y no siempre formarán parte de nuestro catálogo de productos.

Compartir

Contenedores de plástico para desechos del baño, ¿Si, o no?

Categoría: Blog Comentarios: 0

La preocupación por el cuidado del medio ambiente ha ido en aumento en los últimos años, llegando a abarcar temas de salud pública que si bien son parte de la educación y la cultura básica, en muchas ocasiones no le damos la importancia que tienen, y uno de estos temas es el del uso de los contenedores de plástico para almacenar los desechos del inodoro.

Popularmente, existe la creencia de que al tirar el papel higiénico directamente al interior del excusado, este se podría tapar y que la contaminación del agua sería mucho mayor, sin embargo las investigaciones más recientes indican que el hecho de mantener los restos de desechos de excrementos en el cesto de basura es mucho más perjudicial para la salud.

En la Ciudad de México, un grupo de investigadores del Laboratorio de Microbiología Ambiental de la Facultad de Medicina, y del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México, analizaron los restos fecales que se albergan al interior del papel higiénico usado, encontrando infinidad de microorganismos nocivos que provienen del aparato digestivo humano. Dentro de estos microorganismos, destacan las bacterias que ocasionan graves enfermedades intestinales, como la salmonelosis, cisticercosis, shigellosis, versiniosis, campylobacter y E. coli.

Pero las bacterias relacionadas con el tracto intestinal no son todas, ya que al interior de un bote de basura con restos provenientes del intestino humano, pueden desarrollarse endotoxinas, que son componentes que cuentan con la capacidad de adherirse al aire, y cuando estas son inhaladas por los seres humanos, pueden provocar inflamaciones en el tracto respiratorio, lo que puede derivar en otras enfermedades como el asma o la conjuntivitis.

Además de las endotoxinas, en los contenedores de un baño común, se pueden encontrar enterobacterias, que son grupos de bacterias con más de 30 géneros y 100 especies y que tienen morfologías de cocos y bacilos que representan un riesgo a la salud para los seres humanos.

Evidentemente, los cultivos de bacterias fecales son más comunes en los baños públicos y en aquellos lugares donde la higiene es escasa.

El principal problema de los restos fecales consiste en que alrededor de los papeles contaminados se forman moscas, las cuales se encuentran en contacto directo con los gérmenes de los desechos y se los llevan hacia los alimentos, por lo que comienza otro ciclo de infecciones, que incrementa los riesgos de contraer una enfermedad.

En general, se recomienda que en los contenedores de plástico de los baños, ya sea públicos o domésticos, se almacene únicamente la basura generada por toallas sanitarias, pañales y restos de plásticos o papeles que no pueden desecharse a través de excusado, mientras que los papeles generados por la limpieza posterior a la defecación y micción, se deben tirar directamente al inodoro.

El uso de materiales biodegradables tanto en el papel higiénico que se utilice, como en las bolsas de plástico, es muy importante, ya que este tipo de papel se desintegra con el agua y no tapa las tuberías, mientras que el uso de bolsas es importante para almacenar los restos de pañales, toallas femeninas y otros restos que se tiren en los botes de basuras de los baños.

Una alternativa para tener un baño más higiénico y con menores probabilidades de una contaminación a causa de las bacterias que se almacenan en él, es el uso de contenedores de plástico con tapa, ya que de este modo se puede proteger del ataque de moscas o de otros animales. Al interior de estos botes debe haber una bolsa de plástico (biodegradable y de color negro, de preferencia), la cual debe de ser cambiada con mucha frecuencia, antes de que se desborde, para que pueda cerrarse bien y ser llevada de forma higiénica a los contenedores públicos.

Además, los botes de basura de los baños deben ser tratados de forma adecuada, lavándolos periódicamente con jabón y algún desinfectante, como el cloro, con el fin de que no huelan mal ni almacenen bacterias en su interior.

Si bien se recomienda tener mayor cuidado con los restos de papel higiénico, es muy importante saber que hay muchas cosas que no pueden ser desechadas por el inodoro y que tendrán que tirarse en los botes de basura: pañales y toallas femeninas son los principales ejemplos, pero también las toallas húmedas que se utilizan para los bebés, pero también son muy comunes hoy en día para retirar el maquillaje o para limpiar y desinfectar superficies. Sin embargo este tipo de toallas son enemigas del funcionamiento de las alcantarillas.

Los condones o preservativos usados tampoco deben tirarse en el inodoro, ya que pueden tapar las tuberías, al igual que las bolas de algodón que al ser pequeñas parecen inofensivas, pero se acumulan en las paredes de los desagües y pueden llegar a obstruirlos totalmente; los medicamentos caducos tampoco deben desecharse por medio del inodoro, y de hecho tampoco se recomienda que se tiren a la basura, sino que deben ser llevados a farmacias y hospitales para no contaminar el agua y dañar a la fauna presente.

Las colillas de cigarro muy frecuentemente se tiran en los inodoros, lo cual es muy desagradable y antihigiénico, en primera porque son altamente tóxicas y al arrojarlos al inodoro contaminan las aguas con los químicos que contienen; en segunda, porque rara vez se van con la primera descarga del inodoro y se quedan flotando.

El hilo dental y los curitas o apósitos tampoco deben ser desechadas por el inodoro, ya que además de provocar que las tuberías se tapen porque se enlazan o adhieren a otros objetos, no son biodegradables y contaminan mucho. Los restos de grasas y aceites tampoco deben eliminarse por el inodoro, ya que obstruyen los desagües pues cuando la grasa se enfría se solidifica y se vuelve una especie de cera, por lo que se recomienda guardar los restos en una botella o envase de plástico y buscar un lugar adecuado para desecharlas.

Los contenedores de plástico son necesarios en los baños, y podemos mantenerlos más limpios para evitar la contaminación ambiental y la propagación de enfermedades; en Zuma somos distribuidores de botes de basura y con nosotros encontrarás los contenedores que necesitas para almacenar y eliminar los desechos con seguridad. Visita nuestra página web y conoce los productos que tenemos para ti.


Acaba de agregar este producto al carrito:

Equipo de Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794

Los Cabos
Gabriel Arias
664 440 6396
Fuera de Horario
442 104 9013