Cómo elegir adecuadamente los contenedores de basura para exteriores

contenedores de basura

Compartir blog

Cómo elegir adecuadamente los contenedores de basura para exteriores

Categoria: Blog Comentarios: 0

Uno de los temas más importantes en la actualidad es el manejo de desechos y residuos, ya que la basura se encuentra dentro de los grandes factores causantes de la contaminación del medio ambiente, problema que se encuentra en crecimiento constante, especialmente en las grandes ciudades como el Distrito Federal, aunque las zonas industriales como las de Querétaro también son focos de contaminación ambiental.

En este escenario, elegir los contenedores de basura es una tarea de gran importancia, ya que los basureros que utilicen los comercios, las industrias o las instituciones tienen una gran influencia en la higiene y apariencia estética de un lugar, pero también en la prevención de riesgos de seguridad. Hoy en el blog de ZUMA les daremos algunos consejos prácticos para elegir los contenedores más recomendables para el manejo de residuos en los exteriores.

Cuando se presenta una situación en la que se manejan los residuos o desechos de forma inadecuada, suelen desencadenarse una serie de eventos desagradables: primero, los desechos suelen ocasionar malos olores, especialmente cuando se trata de restos de comida, pues comienzan a descomponerse y a oler muy mal, además de que suelen atraer plagas muy desagradables, que van desde la simple acumulación de moscas o abejas atraídas por el olor de la comida (y que representan riesgos de picaduras o de más contaminación) hasta las infestaciones de ratas o de cucarachas, que se mantienen en constante búsqueda de alimentos.

Evidentemente la acumulación de basura, malos olores y animales desagradables causa una pésima imagen de un establecimiento comercial o incluso de una institución, aunque se trate de una escuela y los padres de familia sepan que son sus hijos quienes ocasionan el desastre, ya que no retirar los desechos da la impresión de falta de cuidado y de atención.

Por otro lado, la falta de higiene puede provocar la aparición de enfermedades infecciosas, por ejemplo los resfriados, que se propagan por medio de los fluidos corporales que suelen estar presentes en los pañuelos desechables que se tiran en los contenedores; otro riesgo frecuente es cuando los botes de basura se encuentran saturados y se desparraman los desechos, ocasionando accidentes al pisarlos.

Sin embargo, muchos de los problemas ocasionados con la higiene y el manejo de residuos tienen un origen más sencillo que la falta de higiene en el lugar, pues en muchas ocasiones el problema radica en una elección incorrecta de los contenedores de basura, ya que estos pueden ser insuficientes para cubrir las necesidades en el lugar donde se colocan, por lo que el primer paso para una elección adecuada consiste en detectar las necesidades del negocio o del lugar donde se van a colocar, así como el tipo de contenedor más adecuado para utilizar.

En los lugares públicos donde suelen encontrarse áreas abiertas para que cualquier persona acuda, la afluencia de visitantes suele ser muy grande, provocando que la cantidad de basura generada sea considerable y además muy diversa, desde alimentos, pañuelos, latas, botellas de plástico, cartón, entre muchos otros productos. En estos lugares lo más recomendable es colocar módulos con distintos basureros fabricados con materiales reforzados, con el fin de que resistan las inclemencias del clima, la humedad, el uso constante, el tipo de desechos y sobre todo la cantidad de residuos que se van a almacenar.

Los contenedores más utilizados en estos lugares son los metálicos o los de fibra de vidrio, que son fijos y no pueden moverse, por lo que se encuentran de forma constante en donde fueron instalados, aunque se recomienda reforzarlos para prevenir el robo o el daño.

Por otro lado, es muy importante tomar en cuenta el tipo de residuos que se producen en donde se van a colocar, especialmente si se van a separar los residuos orgánicos de los inorgánicos; para los residuos orgánicos e inorgánicos se recomiendan los contenedores de plástico, que son lavables, higiénicos y pueden ser muy atractivos, ya que se fabrican en diferentes colores, con lo que se puede especificar y distinguir con mayor claridad el tipo de residuos que reciben, por ejemplo el verde se utiliza para desechos orgánicos como cáscaras de frutas, mazorcas, plantas marchitas, etc., los contenedores amarillos se utilizan para papel y cartón, mientras que los rojos pueden emplearse para el plástico o las latas; por su parte, si se trata de desechos industriales o provenientes del sector salud, es muy probable que se requiera de un material más resistente y que pueda ser un aliado en la protección y seguridad ocupacional, como el acero inoxidable u otros tipos de plástico. En estos casos se recomienda colocar etiquetas para especificar el tipo de residuos que se almacenan.

Otros sitios al exterior, como los parques de diversiones, instituciones educativas o centros recreativos, el tipo de residuos que se generan suele ser muy variado, por lo que su manejo requiere de clasificación, transporte, almacenamiento e incluso puede ser recomendable el procesamiento para ser desechados de la forma más correcta y evitar así el impacto ecológico. En estos lugares se recomienda colocar estaciones de reciclaje con los colores anteriormente mencionados, en tamaños, materiales y formas especiales y atractivas para invitar al público a realizar la separación de sus desechos con base en su proceso de reciclaje o reutilización.

En los exteriores suelen utilizase contenedores de plástico, que pueden fabricarse en las más diversas formas, tamaños y colores, además de ser muy resistentes a las variaciones climáticas y son alternativas limpias y seguras, que garantizan la higiene en el lugar donde se coloquen. El plástico que se utiliza en la fabricación de estos contenedores cuenta con características adicionales de resistencia y durabilidad, además son resistentes a la corrosión, ya que no se oxidan, a diferencia de los botes de metal, por lo que es más fácil limpiarlos y moverlos diariamente.

Los botes de basura de plástico no se astillan ni se abollan, por lo que se puede prevenir el deterioro, siendo la opción más duradera y ligera, que llega a pesar la tercera parte que un contenedor de metal; por otro lado no necesitan mantenimiento ni pintura, y tampoco se requiere que se reparen contra abolladuras o golpes, pues son muy resistentes a los impactos.

Otro material muy utilizado para la fabricación de contenedores de desechos en exteriores es la fibra de vidrio, material que es muy económico, ligero, flexible y muy decorativo, por lo que suele utilizarse en lugares de mayor prestigio como corporativos, bancos, salones de eventos sociales, conjuntos residenciales, parques exclusivos, playas, entre muchos otros.

La fibra de vidrio es un material muy estético y durable, resistente a las condiciones climatológicas más extremas, que van desde la humedad hasta las altas temperaturas; además cuenta con una larga vida útil, ya que se ha empleado en la elaboración de distintos tipos de mobiliario urbano e industrial. Por otro lado, estos botes son fáciles de lavar y pueden moldearse prácticamente en cualquier forma y diseño, sin que el color se vea dañado por la radiación solar del exterior.

Ya sea para aplicaciones municipales, comerciales, recreativas o industriales, la mejor forma de elegir los contenedores de basura más adecuados es tomar en cuenta los siguientes aspectos:

Que sean fabricados con materiales de alta durabilidad y resistencia. Como parte de los esfuerzos del gobierno de México para la preservación y cuidado del medio ambiente, así como para mejorar la limpieza en las ciudades, se ha creado la norma para la Gestión Ambiental de Residuos Sólidos No Peligrosos, en la cual se especifica que los contenedores de basura deben ser fabricados con los materiales más durable y resistentes ante la corrosión, y además los basureros que se ubiquen al exterior no deben ser accesibles a animales como cucarachas, moscas, abejas o roedores, además de preferencia deben contar con una tapa para mantenerlos cubiertos.

Por su capacidad de almacenamiento y por la economía del espacio. Es muy importante elegir contenedores con la capacidad determinada por las necesidades del lugar donde se va a colocar, encontrando modelos con capacidades de los 30 a los 220 litros; sin embargo estos no tienen que ser de un tamaño descomunal, ya que hoy en día encontramos contenedores que ocupan solo el espacio indispensable, para que no obstruyan el paso de vehículos o de peatones.

Que sean aptos para el tipo de residuos que se van a manejar. Ya que encontramos una gran variedad de residuos, que van desde los de origen industrial, médico, alimenticio o comercial, podemos encontrar diferentes tipos de contenedores, los cuales incluso facilitan la separación y el reciclaje de basura.

Facilidad de transporte y manejo. Además, es importante que los contenedores permitan ser lavados con frecuencia; los botes de basura de plástico pueden lavarse con agua, jabón y cloro para desinfectarse, además gracias a su estructura ligera, con ruedas y agarraderas es posible moverlos o cambiar las bolsas que contienen los residuos con mayor facilidad.

En ZUMA somos distribuidores de los contenedores de basura de la más alta calidad, ya que contamos con las mejores marcas en el mercado, que cuentan con las características necesarias para ofrecer higiene y seguridad. Visita nuestra página web y conoce los productos que tenemos para ti.


Equipo Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794
Jose Sosa
442 876 3547

Los Cabos, BC
Gabriel Arias
664 440 6396

Edo Mex
Oscar Ortega
553 470 7689

Fuera de Horario
442 104 9013
You've just added this product to the cart: