Bancas

Bancas


Las bancas son indispensables para la vida urbana. Los espacios arquitectónicos requieren mobiliario para completar su funcionalidad y para conseguir la estética propia de una urbe en todo su esplendor. Mesas, sillas y postes de la luz forman parte de un servicio imprescindible para nuestras actividades domésticas o laborales; sin embargo, el espacio público también amerita mobiliario que consta de elementos muy diversos para suplir nuestras necesidades. Entre las numerosas piezas dispuestas en las ciudades mexicanas podemos encontrar las bancas, que brindan la posibilidad de descansar en ellas, esperar, contemplar o pasar un rato agradable con otros, conversando en una tarde de sol.

Algunos bancas que te pueden interesar


Este tipo de mobiliario consiste en un mueble largo de estructura sencilla en el que pueden sentarse varias personas a la vez, se trata de un elemento de uso común en lugares públicos, como parques, jardines, estaciones de tren o aeropuertos. Están disponibles en varios materiales, aunque los más comunes son la madera y el cemento; además, es un mueble por excelencia en las iglesias y en los parques públicos.

El origen de este mobiliario se remonta a las culturas cretense y micénica, puesto que diversas investigaciones arqueológicas han hallado bancos de piedra unidos a los muros interiores de estas antiguas construcciones. Con estos muebles se formaban también los asientos dispuestos en gradas de los teatros, hipódromos, circos y edificaciones semejantes de la época griega y durante el apogeo del Imperio Romano; pero, como auténtico mueble, apenas se conoce hasta el período románico, alrededor del siglo XI, si bien apenas se conserva algún ejemplar en bronce extraído de las ruinas de Pompeya.

Durante la Edad Media, el papel del banco lo suplían las arcas o arcones, tan comunes como muebles de habitación, incluso en las salas principales; por ello, apenas se encuentran en las antiguas construcciones correspondientes con este periodo. No fue sino hasta el siglo XIV que el banco tuvo formas más sencillas y cobró mayor protagonismo en la vida urbana; a partir de ese momento, se empezó a adornar las bancas con los mismos ornamentos usados en las sillas y, a menudo, se convertían en sofás, añadiéndoles pequeños almohadones o bases acolchadas.  De hecho, hay muchos bancos ornamentados del siglo XVII y XVIII, que presentan escudos de armas en el respaldo. Desde el siglo XV, se conoce el respaldo giratorio, con el cual se aprovechaba alternativamente un lado y otro del banco.

Usos de las bancas e importancia en la vida urbana

Las bancas, como mobiliario de las ciudades, desempeñan un rol fundamental al momento de configurar un espacio público, puesto que determinan la calidad de los ambientes en los diferentes lugares, pero también inciden en la socialización y la permanencia de las personas, aportándoles un carácter estético a calles, parques y plazas. No obstante, esta específica y sencilla misión suscita intensos debates. La controversia gira en tono a componentes muy variados, destacando consideraciones económicas, como el coste de estos muebles; sociales, en lo que respecta al servicio público; o incluso de identidad, por su contribución a la imagen de una urbe.

Lo cierto es que hay quienes opinan que, para sentarse en la ciudad, no es necesario disponer de un mobiliario que resulte costoso para el presupuesto estatal, porque son elementos susceptibles a actos vandálicos o usos inapropiados. Y aunque hay quienes creen que siempre se puede encontrar una alternativa, que siempre hay un escalón o un saliente capaz de servir de asiento, disponer del mobiliario urbano adecuado es indispensable, ya que este forma parte de la planificación de la vida de todos los mexicanos, de la sana convivencia y el éxito tanto económico como social.

bancas

Las actividades que se suscitan alrededor de las bancas no solo están vinculadas con el ocio, que es muy importante para el desarrollo de nuestro país, porque, en ellas, los turistas se sientan a contemplar la magnificencia de nuestra selva de edificios y la intrincada vida moderna que se respira en nuestras principales ciudades; sino que este mobiliario hace parte importante de la comodidad de los ciudadanos, como promotores de los espacios, ya que no existe un estándar urbanístico que indique que no deben implementarse; por lo contrario, las personas ven la presencia de bancas como una señal de espacios cuidados, como una deferencia hacia todos los transeúntes.

¿Por qué debe haber mobiliario urbano en los espacios públicos?

Las bancas que encontramos en los parques son fundamentales, porque permiten crear lugares de encuentro y favorecen la permanencia de las personas en los puntos de interés de las ciudades, haciendo aún más atractivos los diversos destinos de México para vacacionar o pasar momentos agradables con amigos, la pareja o la familia. Adicional a ello, también hacen posible contar con zonas más limpias, áreas más seguras y de sano esparcimiento, para llevar a pasear a los niños o para recrearse en lugares tranquilos.

El mobiliario urbano viene a mejorar la calidad de vida y fomenta el uso adecuado de los espacios públicos; además, contribuyen al mejoramiento de la estética de las ciudades, puesto que cumplen la doble función de comodidad y decoración. Su existencia también está justificada por la necesidad de desarrollo. Cada vez que se usa este elemento, se sustenta el requerimiento de contar con él. De esta forma, se hace patente la estrecha relación que existe entre el mobiliario urbano, los sitios de libre acceso y circulación, y los habitantes de nuestras urbes.

En Zuma somos una empresa socialmente responsable y comprometida con nuestros clientes, por eso contamos con una amplia variedad de diseños de bancas, a partir de colores y materiales modernos, de la mejor calidad. En nuestro catálogo, ustedes encontrarán las bancas Barcelona, Berlín y Múnich, fabricadas en materiales metálicos; las Oslo, Sevilla y Praga, que combinan el metal con la madera; y los modelos clásicos, de los que también hay variantes en tonos oscuros, rojos, grises, azules y verdes. Para solicitar más información, los invitamos cordialmente a explorar nuestro sitio web y a ponerse en contacto con nosotros.

Contáctenos hoy mismo

Revisar el catálogo

Acaba de agregar este producto al carrito:

Equipo de Zuma:
Mariel Mendieta
442 590 4593
Lourdes Hernández
442 126 1794

Los Cabos
Gabriel Arias
664 440 6396
Fuera de Horario
442 226 5031